Turismo Cachi

Turismo en el Norte Argentino

Cachi

En el noreste de la Republica Argentina, a tan sólo 160 kilómetros de Salta capital se ubica el pintoresco pueblito de Cachi. A pesar de ser un pueblo relativamente pequeño, Cachi atrae a montones de turistas por su belleza y por ofrecer aun hoy magníficas construcciones del siglo XVIII.

Al recorrer las angostas calles empedradas de Cachi, usted podrá ir saboreando la historia de este maravilloso lugar, y se sentirá como transportado en el tiempo hacia la época colonial.

Los mejores hoteles en Cachi


En el centro de Cachi encontrará la plaza, y ubicada justo enfrente está la Iglesia San José, declarada Monumento Histórico Nacional en el año 1945. A la derecha de la Iglesia encontrará el Museo de Arqueología que ofrece una interesante exposición de las piezas encontradas en las distintas excavaciones.

A pesar de ser un pueblo relativamente pequeño, encontrará una interesante oferta de alojamiento en Cachi dependiendo de su presupuesto y de sus gustos. Desde acogedoras cabañas y lujosos hoteles, hasta hostales y albergues municipales, Cachi ofrece variadas alternativas para el hospedaje.

Además de Cachi, existen muchos otros lugares que usted no puede dejar de ver cuando viaje a Salta. Uno de ellos es Cafayate, un lugar que se destaca por su increíble belleza y su excelente clima. Al igual que Cachi, Cafayate conserva bien marcados los rasgos arquitectónicos de la época colonial. Así, usted podrá recorrer sus calles, visitar la iglesia, la plaza central y aprender sobre la historia de la zona en los diferentes museos.

Si bien Cafayate ofrece múltiples actividades y opciones de entretenimiento, la principal atracción turística del lugar son las famosas bodegas. Usted no puede dejar de recorrer estos maravillosos establecimientos, degustar los vinos y aprender todo sobre el mundo de la vitivinicultura. Son muchas las bodegas que encontrará en la zona, y usted podrá visitarlas aprovechando los aéreos a Salta.

Si bien las bodegas en Cafayate producen distintas variedades como Chardonay, Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot y Tanat, es el Torrontes el varietal más popular de la zona, considerado único en el mundo entero por las excelentes condiciones de clima, suelo, altura y humedad que ofrece este privilegiado y maravilloso lugar del norte argentino.

La ruta que une Cafayate con Cachi es la famosa ruta 40. Si bien las condiciones en las que se encuentra en este tramo no son las ideales, es un viaje altamente recomendable ya que a lo largo del camino van apareciendo pequeños poblados donde realmente vale la pena detenerse. En Seclantas podrá adquirir hermosos ponchos artesanales, elaborados en telar por artesanos del lugar. Al llegar a Molinos podrá recorrer las antiguas construcciones de adobe, originales del siglo XVII. Así, el camino va dejando atrás pintorescos poblados hasta llegar a Cachi.

Luego de visitar Cachi, seguramente regrese a Salta capital. La mejor manera de hacerlo es transitando el camino de la Cuesta del Obispo. Este camino ofrece a lo largo de 20 kilómetros de curvas y contra curvas, los paisajes más espectaculares que usted pueda imaginar. El punto más alto del camino es Piedra del Molino, ubicado a 3348 metros sobre el nivel del mar.

El camino a Cachi desde Salta es verdaderamente pintoresco y ofrece magnificas vistas. Uno de los tramos más espectaculares es el ya mencionado de la Cuesta del Obispo, pero los demás tramos son también muy hermosos. La Quebrada de Escoipe es el trecho ubicado entre los valles de Lerma y Calchaqui, y brinda la posibilidad de apreciar vegetación casi selvática a lo largo del sinuoso camino que desemboca en la Cuesta del Obispo.

También desde Cachi el turismo podrá visitar el Parque Nacional Los Cardones que se extiende a lo largo de 65 mil hectáreas. Aquí podrá avistar una inmensa cantidad de aves como cóndores, así como también animales que se encuentran en peligro de extinción como la vicuña y la taruca. A su vez, podrá apreciar pinturas rupestres y huellas de dinosaurios.

A 48 kilómetros de Cachi se encuentra Valle Encantado, ubicado dentro del Parque Nacional Los Cardones. La mejor manera de recorrerlo es a pie, y de ser posible, se recomienda contratar un guía que vaya marcando el camino. El paseo dura entre 6 y 7 horas, y le ofrece la posibilidad de ver pinturas rupestres, zorros, cóndores, y si tiene suerte, incluso algún puma.

Todo alrededor de Cachi encontrará antigales, yacimientos arqueológicos que dan prueba de la antigüedad de la cultura calchaquí. A pesar de no estar muy bien conservados, los antigales permiten apreciar como vivían los miembros de la cultura Cachi hace miles de años.

Otro de los pueblitos que podrá visitar desde Cachi es Amblayo, famoso por sus quesos. Este pueblo no ofrece ningún tipo de infraestructura turística, pero los habitantes del lugar le ofrecerán alojamiento, comida y caballos para hacer una recorrida del lugar y sus alrededores.

Al norte de Cachi se encuentra San Antonio de los Cobres, una pequeña y antigua ciudad que ofrece algunos interesantes atractivos turísticos. El Viaducto La Polvorilla, por ejemplo, conforma uno de los tramos del famoso Tren de las Nubes. Además, si usted viaja a principios de agosto, podrá participar de la Fiesta Nacional de la Pachamama, celebrada en esta ciudad desde hace más de 25 años.

También en Cachi tienen lugar algunas celebraciones entre las que podemos mencionar la Fiesta Patronal celebrada el 19 de Marzo y la Quema de los Cardones, celebrada el 18 de Marzo en vísperas de la Fiesta Patronal.

Al viajar a Salta, además de visitar Cachi, usted no puede dejar de visitar Iruya, un pueblo de difícil acceso, famoso por su belleza, sus costumbres y tradiciones. Existen distintas alternativas para llegar a Iruya. La forma más sencilla es tomar el autobús que parte desde Humahuaca, pero si usted lo prefiere también puede hacerlo en su vehículo particular. Iruya da la sensación de ser una isla, porque se encuentra literalmente sumergido entre las montañas.

Reserve cuanto antes sus aéreos a Salta y prepárese para descubrir en Cachi, Cafayate, San Antonio de los Cobres y otros maravillosos lugares, la belleza que ofrece el norte argentino.